viernes, 25 de septiembre de 2015

Un nuevo aerogenerador revolucionario puede hacer que los hogares sean energéticamente autónomos


La empresa de investigación y desarrollo The Arquímedes, con sede en Rotterdam, ha desarrollado una generación totalmente nueva de aerogeneradores para uso doméstico. Esta turbina eólica con un diámetro de sólo cinco pies (aproximadamente 1,5 metros) obtiene del viento mucha más energía que los aerogeneradores actualmente utilizados. Además la Liam F1 Urban como se llama el nuevo producto, el viento casi no produce ruido debido a su notable diseño. La Liam F1 admite velocidades de aire entre 2 y 35 metros por segundo y para una velocidad de aire de 18 m/s genera 1,5 kW, lo que con el refuerzo de algunas placas solares permitiría la autosuficiencia energética de la mayoría de los hogares, especialmente combinada con nuevos sistemas de almacenamiento de energía que podrían llegar pronto al mercado. Ver enlace sobre nuevos desarrollos energéticos. El ingeniero Richard Ruijtenbeek de The Arquímedes explica que "cuando hay viento se utiliza la energía producida por la turbina y cuando hay sol se utilizan las células solares para producir la energía". En la actualidad hay muy pocas turbinas eólicas en uso para la generación de energía en los hogares. Una de las razones es que el rendimiento de las turbinas eólicas es muy bajo (alrededor del 25 por ciento del máximo teórico) y que las palas producen demasiado ruido. El inventor de la Liam F1, Marinus Mieremet, mediante la combinación de la forma de la cáscara del nautilus, la base teórica de Arquímedes y sus propios cálculos ha creado una nueva turbina que casi no tiene ninguna resistencia y se ha traducido en un diseño que es prácticamente inaudible. Debido a su forma de tornillo, la Liam apuntará automáticamente a la posición óptima del viento, al igual que un banderín y por lo tanto tendrá un rendimiento máximo. Según Mieremet el rendimiento es del 80 por ciento de la máxima que es teóricamente factible. La Liam ha sido probada más de 50 veces porque al principio los desarrolladores no podían creer los resultados que vieron. La compañía ya ha vendido 7.000 turbinas en 14 países. El interés es tan grande que la compañía ha comenzado a desarrollar turbinas relativamente pequeñas para el uso en los barcos , en las farolas y en el agua.

Fuente: Nanowerk

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada