viernes, 24 de agosto de 2007

Rascacielos giratorios / Gyratory skyscrapers










El mundo de la arquitectura no tiene límites. Y si no, que se lo pregunten a David Fisher, un arquitecto que ha revolucionado el diseño de los rascacielos aunando belleza, exclusividad y ecología.
Su último proyecto son unas torres giratorias en Dubai. La primera de ellas se llamará Torre Da Vinci, tendrá la friolera de 70 plantas y 250 metros de altura y se empezará a construir este mismo mes de junio. Las obras se prevé que duren dos años y medio y costará unos 400 millones de euros.¿Y lo de giratorio?
a) porque llevan el mareo de serie.
b) porque las pisos irán montados sobre un núcleo central construido en hormigón armado que servirá como eje de rotación.
Las dos cosas. Las plantas serán prefabricadas y posteriormente ensambladas en dicho núcleo. La energía necesaria para proporcionar el movimiento de los pisos se consigue mediante la integración de aerogeneradores entre planta y planta (eólica), además de energía solar. El movimiento de cada piso será independiente al del resto, y la velocidad de rotación, lenta (una vuelta por semana), si bien, puede cambiarse mediante un sistema controlado por la voz.
Ventajas: vistas irrepetibles, autoabastecimiento energético, ecológico y original (el edificio nunca tendrá la misma forma). No tendrás que salir; si quieres darte una vuelta, bastará con que te quedes quieto, el edificio girará por ti. Al ser módulos prefabricados su construcción se agiliza bastante.
Inconvenientes: cuando se lo he contado a mi euribor se ha puesto a reír.
También parece que habrá una de estas Twirling Towers (como también se les llama por sus plantas giratorias) en Chicago.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada